Se aprueba proyecto solicitando Plan de Monitoreo para la Araucaria presentado por el senador De Urresti

Proyecto de acuerdo que solicita a los ministros de Agricultura, Medio Ambiente, Bienes Nacionales, Educación y Hacienda, y al Director Ejecutivo de la Conaf, adoptar medidas para conservar la Araucaria y se destinen recursos para implementar un plan de monitoreo y de seguimiento permanente al estado de esa especie, presentado por el senador Alfonso De Urresti, fue aprobado esta semana por el Senado.

El legislador de la región de Los Ríos indicó que la citada propuesta, que contó con la adhesión de una veintena de legisladores, también solicita “se puedan establecer períodos de veda de la cosecha del piñón, con cuotas por persona y con métodos regulados para no dañar el árbol, medida de la cual deberían estar liberados las comunidades pehuenches”.

El parlamentario recordó que “la Araucaria es una de las especies más longevas del planeta, pudiendo llegar a los mil años. Es una especie endémica de los bosques subantárticos. Fue declarada Monumento Natural en 1990, gracias a la defensa que hicieron los pehuenches, frente a la amenaza de diversas iniciativas de explotación. El 2008 fue clasificada en la categoría de “vulnerable” mediante el DS Nº51, de la Segpres.

De Urresti dijo que “hace un año, Conaf dio la alarma sobre el deterioro de las araucarias, causando en muchos casos la muerte del árbol. El alcance de los daños va de un 50% a un 80% en las zonas más afectadas, aunque hay sitios donde los árboles se encuentran sanos. Lamentablemente, sólo un 48% de las araucarias está en áreas protegidas”.

El senador PS indicó que “en un estudio para establecer las causas de este deterioro de las araucarias, científicos de la Universidad Austral, liderados por el Dr. Mylthon Jiménez y la Dra. Frida Piper, encontraron pruebas de que las araucarias del Parque Nacional Conguillío, tienen un déficit energético, que sería responsable del deterioro de sus funciones”.

El legislador recordó que “durante la última década, ha aumentado la mortalidad masiva de árboles en el mundo, a consecuencia de las sequías producida por el cambio climático. En Chile no se había evidenciado este fenómeno hasta ahora. Por eso existe preocupación respecto a lo que puede ocurrir con la Araucaria y otras especies, ya que todo indica que los periodos de sequía serán cada vez más frecuentes e intensos en el país”.

De Urresti señaló que “las araucarias son los bosques más antiguos sobre el planeta, un patrimonio natural incalculable que existe en Chile y parte de Argentina. Por ello, se ha planteado que la Araucaria pueda pasar de “especie vulnerable” a “especie en peligro de extinción”, paso que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ya hizo incluyéndola en su lista roja de especies en peligro de extinción”.